lunes, 1 de mayo de 2017

Estados Unidos de Japón

Hacía mucho que no me pasaba por el blog, pero os puedo asegurar que, con obras como esta, da gusto volver a las reseñas.

¿Qué es Estados Unidos de Japón? 

Esta novela llegó a mis oídos junto con la promesa de ser "la secuela espiritual de El hombre en el castillo, de Philip K. Dick", algo bastante presuntuoso y, a mi modo de ver, molesto. No me gusta que se promocione un libro en base a que se parece a otro. "Los nuevos Juegos del Hambre", "Un nuevo Juego de Tronos", y un largo etcétera, son premisas que me suelen hacer huir de dicha obra. Busco originalidad en un libro, y especialmente si este es de fantasía o ciencia ficción, no burdas reinvenciones de algo que ni siquiera tiene medio siglo.

Sin embargo, llegó el Día del Libro, y un descuento del 10% y las buenas críticas que había recibido en Goodreads, hicieron que terminara llevándomelo a casa para darle una oportunidad.

La idea de la novela está clara, hace décadas, el Eje ganó la Segunda Guerra Mundial y Japón ocupó lo que anteriormente era conocido como los Estados Unidos de América, llevando junto a ellos la represión, su cultura y adoración al Emperador. No obstante, no todos han aceptado de buen grado este nuevo orden y se ha armado en guerrillas que luchan por los principios de libertad americanos. En este contexto se encuentra nuestro protagonista, Beniko Ishimura, quien trabaja censurando videojuegos y localizando a posibles traidores al Imperio.

Para empezar, es de agradecer que, después de tantas novelas que tratan un futuro en el que los Aliados pierden la guerra, por fin se explote la parte japonesa en detrimento de la nazi. Ahondar en su cultura (aún con las licencias evidentes que se toma el autor) es francamente interesante. Descubrir la tradición del bushido, sus ideas sobre el honor o la religión en ese contexto y transportarlo a una geografía que nos es más conocida supone un soplo de aire fresco para el género.

Por otro lado, en cuanto a ambientación ficticia se refiere, como es por ejemplo el tipo de tecnología empleada, esta está perfectamente desarrollada, presentando una serie de reglas y características que hacen que te termine pareciendo factible y totalmente lógico que las cosas se hayan dado de esa forma. De hecho, considerando que la trama bebe y depende tanto del mundo construido por el autor, podría decirse que este es, sin duda, uno de los grandes fuertes de la obra.

El estilo de la trama es eminentemente político, lo que no implica que no tenga un desarrollo trepidante basado en la acción y con un gran peso de los enredos bélicos. Las intrigas y confabulaciones son una constante que no paran de desarrollarse y descubrirse hasta las últimas páginas. ¿Qué pretendo decir con esto? Que resulta bastante adictivo y que merece la pena leerlo mientras no tengas otras preocupaciones como son los exámenes.

Sin embargo, más que el argumento propiamente dicho, lo que realmente te mantiene pegado a sus páginas es el estilo y la narración del autor, basado en describir las situaciones y emociones siguiendo la lógica de los acontecimientos. Si estás leyendo una tortura, vas a sufrir con la víctima, entender la angustia del testigo y comprender el desgaste psicológico del verdugo. Vas a empatizar con todos los personajes y sendos bandos, vas a apoyar sus ideales por igual y condenar sus atrocidades del mismo modo. No es una historia de gente buena y gente mala, es una historia de dos corrientes ideológicas tratando de destruir a la otra y arrasando con lo que encuentren por el camino.

Peter no se recrea de forma morbosa en ningún momento, y es eso lo que precisamente más hizo que se me revolviese el estómago. Se limita a escribir lo que probablemente sintieran en sus día los ciudadanos que vieron a lo lejos la bomba atómica de Hiroshima y el temor de no entender qué pasaba. Muchas veces, se limita a narrar el dolor emocional y no el físico, lo que hace que sea aún más duro de leer. 

Otro punto a destacar son los personajes. Una cosa que me ha gustado de ellos y que podemos apreciar especialmente en los dos protagonistas es que no han evolucionado especialmente en el momento de acabar la historia, simplemente tú les has ido comprendiendo, descubriendo su pasado, sus miedos, sus verdaderos deseos y eso te ha hecho ir cambiando tu visión sobre ellos, la dureza con la que les juzgabas al principio. Lo cual me parece un gran logro por parte del autor.

En cuanto a la estructura de la novela, comentar que hay flashbacks y me consta que no a todo el mundo le ha gustado abandonar la acción de la trama principal para viajar al pasado. Personalmente, debido a la calidad literaria del autor, no es algo que me haya molestado, sobre todo porque no escribe por escribir. Si te está contando algo, ten por supuesto que eso va a tener su importancia. 

Así pues, es evidente que recomiendo con entusiasmo esta obra pero recordando que hay ciertas escenas que pueden ser algo duras para las personas más aprensivas.

¡Un saludo!



sábado, 17 de diciembre de 2016

La señora Dalloway

Título: La señora Dalloway
Autora: Virginia Woolf
Año de publicación: 1925
Nº de páginas: 336
Editorial: Catedra


Sinopsis

La señora Dalloway relata un día en la vida londinense de Clarissa, una dama de alta alcurnia casada con un diputado conservador y madre de una adolescente. La historia comienza una soleada mañana de 1923 y termina esa misma noche, cuando empiezan a retirarse los invitados de una fiesta que se celebra en la mansión de los Dalloway. Aunque en el curso del día suceda un hecho trágico -el suicidio de un joven que volvió de la guerra con la mente perturbada-, lo verdaderamente esencial de la obra estriba en que los hechos están narrados desde la mente de los personajes, con un lenguaje capaz de dibujar los meandros y ritmos escurridizos de la conciencia y de expresar la condición de la mujer de un modo a la vez íntimo y objetivo. Casi ochenta años después de su aparición, La señora Dalloway conserva intactas la oscura belleza y la originalidad que le permitieron ingresar en la restringida familia de los clásicos del siglo XX.

Opinión personal


Pocos autores conozco que pongan tanta pasión a sus obras como hace Virginia Woolf. La belleza y sentimiento que envuelven sus obras es algo absolutamente apabullante, y es precisamente por ello por lo que creo que no es una autora que pueda gustar a todo el mundo.

Esta obra transcurre en el lapso de tiempo de un solo día y no posee ninguna divisón en
capítulos, por lo que los saltos de un narrador a otro son frecuentes. Aunque reconozco que suelo decantarme por las obras que poseen una separación más concreta, he de decir que, una vez te acostumbras a este estilo que da más pie al lirismo de la narración, no se hace extraño para nada.

La narrativa empleada lleva un ritmo lento y con una cantidad de belleza y simbología que merece la pena destacar, como el recuerdo de que constantemente aparece un reloj marcando el paso de las horas y, por tanto, del tiempo y la vejez. También es frecuente las comparaciones y diálogos sobre las flores, algo que llama la atención en un primer momento, pero que es casi como una insignia de la obra.

Esta novela es una historia de personajes muy distintos y complementarios entre ellos.

Por un lado tenemos a Clarissa, con la que vemos un reflejo de la sociedad inglesa de la época, con su esnobismo y reglas. Gracias a ella conocemos el matrimonio por conveniencia y una sexualidad que debía ocultarse en la época. Los fragmentos en los que Clarissa habla de su amor hacia las mujeres son simplemente preciosos y solo por ello ya recomiendo leer la obra.

Peter Walsh, una figura muy ligada a Clarissa, representa el amor frustrado y una vida en la que nunca se llega a obtener lo que verdaderamente se desea. Es un personaje con el que fácilmente uno puede llegar a identificarse por su claro escepticismo hacia todo lo que le rodea.

Por último, cabe destacar a Septimus, quien más me ha impactado mientras leía. Septimus es un ex combatiente de la Primera Guerra Mundial, condecorado por su trabajo pero que vivió la muerte de Evans, su mejor amigo, en el frente. Tras este acontecimiento, explica como, lejos de sentir dolor, es incapaz de padecer nada. Sigue con su vida, actuando como un autómata. Se casa y vive una vida normal. Sin embargo, llega un punto en el que se evidencia que algo no está bien. Tiene visiones, se evade de todos para reflexionar sobre el sentido del mundo y comienza a hablar de matarse. Septimus padece estrés post traumático en un grado bastante grave y, mediante este personaje, Virginia (quien tenía bipolaridad y esquizofrenia y sufría desperonalización y desrealización) hace una crítica a la medicina de la época. 

Recordemos que la psiquiatría y las enfermedades mentales siempre se han tratado como algo pasajero y sin importancia y es precisamente lo que vemos que ocurre con la aparición de unos médicos que, lejos de ofrecerle un correcto tratamiento, van induciendo a Septimus más y más en su locura.

Mi opinión personal es que este libro está cargado de intensidad y que por tanto muchas veces necesitas leerlo despacio, con calma, para ir asimilando lo que cada sentimiento o recuerdo implica para cada personaje y así empatizar con ellos. Es una novela que puede dejarte exhausta si llegas a sumergirte en sus sucesos, por lo que no recomiendo leerla si estás estresado con los estudios o el trabajo. 



sábado, 26 de noviembre de 2016

Reseña: Alcatraz contra los Bibliotecarios malvados

Título: Alcatraz contra los bibliotecarios malvados
TextoBrandon Sanderson
Año de publicación: 2007 (2016 en España)
Nº de páginas: 300
Editorial: Block
Saga: Serie Alcatraz


Sinopsis
En su decimotercer cumpleaños, el huérfano Alcatraz Smedry recibe un curioso paquete: una bolsa de arena, herencia de sus padres, que han desaparecido. La bolsa es robada de inmediato, y entonces Alcatraz comprende que no se trata de una arena cualquiera. Con ella, los Bibliotecarios Malvados que controlan en secreto algunos de los países más poderosos del mundo podrán controlar también algunos de los Reinos Libres.

Alcatraz y un grupo de chicos inusuales se convertirán en los encargados de luchar contra ellos y acabar con los Bibliotecarios de una vez por todas.

Opinión personal


¿Qué es la buena literatura? ¿Esos libros introspectivos que hacen que te replantees tu lugar en el mundo?  ¿Aquellas novelas adultas con miles de premios y cuyo autor posee un nombre de sobrado conocimiento?
Probablemente. Pero, ¿y qué pasa con los jóvenes o niños que aún están empezando a formarse

Muchas veces intentamos construir la casa por el tejado olvidándonos de lo fundamental que es la base. No podemos pretender que un niño de 12 años valore el Quijote en un futuro si en la etapa de su vida donde más conocimientos absorbe no le proporcionamos unos libros con un mundo y personajes bien construidos, con una trama interesante, con una buena redacción. Descuidamos lo que nosotros, los adultos, consideramos superfluo en la edad en la que nos encontramos. La fantasía y la imaginación son necesarias. ¿Por qué alguien de 40 años tiene la oportunidad de evadirse de la rutina con sagas como Canción de Hielo y Fuego y un adolescente no puede abstraerse de esas interminables clases de matemáticas con unos libros que no sean ni excesivamente complejos ni que les traten como idiotas? Gracias a Dios, Branderson a oído mis plegarias.

No obstante, hay otro punto que me parece fundamental. Un libro es bueno con independencia del público objetivo al que vaya dirigido. Si un libro middle-grade es entretenido, es ridículo que nos avergoncemos de haberlo disfrutado por tener más de una edad determinada.

Dicho esto, comencemos con la reseña propiamente dicha:

Como he dicho, es una novela para jóvenes de entre 8-13 años aproximadamente, por lo que la juzgaré como tal.

Alcatraz es un joven de 13 años que ha pasado su vida de una casa de acogida a otra debido a una de sus principales características: lo rompe todo. Reconozco que esta premisa me hizo recelar ligeramente del libro por su semejanza con Harry Potter, pero os aseguro que no tiene una relación real con tal saga, por lo que podéis dejar de temer que sea una copia más. 

Es un libro de acción constante a pesar de que el tiempo transcurrido a lo largo de toda la historia es de un solo día. Aunque, personalmente, prefiero que exista algún vacío temporal, admito que la fórmula funciona y no se hace pesada

Otra de las características es la existencia de un narrador en primera persona que rompe constantemente la cuarta pared. A veces con ocurrencias divertidas, a veces con una frecuencia que se hace pesada y que no aporta nada a nivel narrativo.

Esto enlaza con otro punto importante: el humor. Es humor
para niños de 10 años, no esperéis mucho más a pesar de que en un par de frases yo misma me haya reído a carcajadas (algo que no suele pasarme).

Por otro lado, las ideas que se desarrollan en la historia, me parecen totalmente originales y tremendamente bien desarrolladas a la par que el worldbuilding que Sanderson construye. Los personajes me parecen relativamente más simples, pero no olvidemos que, al fin y al cabo, es la primera parte de una saga de libros.

En cuanto a la prosa de Sanderson, todos sabemos que es un autor espectacular e incluso aquí, en un libro infantil, no defrauda en absoluto.

Con todas las luces y sombras a tener en cuenta, es un libro divertido y entretenido especialmente para el target al que va destinado. Y, aunque dude que vaya a continuar con la saga, a mi me ha servido para desconectar de los libros de la facultad y para nada me arrepiento de haberlo leído.





martes, 20 de septiembre de 2016

Feliz cumpleaños

Todos tenemos algo que nos marca en la vida. Puede ser un acontecimiento, una persona, una etapa en tu vida, etc. En mi caso, ha sido una serie de libros.

He pasado un par de años en los que me sentía totalmente desamparada. Creía que nadie iba a ser capaz nunca de padecer lo mismo que yo y que, por tanto, estaba destinada a encontrarme sola de por vida. Puede que muchos creáis que esto es algo común en los adolescentes de hoy en día y, puede que tengáis razón, pero ello no quita la intensidad con la que vivimos.

Mientras me hallaba sumida en esa especie de angustia, un grupo de amigos me recomendaron que me leyese Canción de Hielo y Fuego, ya que dentro de poco iba a estrenarse su serie y aseguraban que merecía realmente la pena.

Nunca podré agradecer lo suficiente a George R.R. Martin por volver a sentir empatía, por ver que no estaba sola en mi dolor, por ser capaz de verme reflejada en otros.

Me veía a mi misma en Arya cada vez que me echaba a llorar por poner las noticias y ver que las mujeres estábamos siendo asesinadas por ser consideradas débiles e inferiores. Me veía a mi misma reflejada en Cersei cuando la gente me imponía unas normas sociales y me obligan a considerar ciertas cosas como tabúes a pesar de no hacer mal a nadie. Veía mi frustración en Jaime cuando la gente tampoco confiaba en él por actos ya pasados y que realmente estaban justificados. Me encontraba en un mundo que no era el mío al igual que le pasaba a Daenerys.

Sonreí y lloré mientras leía estos libros. Y creedme que no lo hice sola. Esas historias no son solo historias. Son el reflejo de nuestro mundo. Cuando leía una batalla, no leía cómo mataban a unos personajes ficticios. Leía cómo mataban a gente en Irak, en Afganistán, en Siria. Esos sucesos están pasando ahora mismo. Si yo lloro por la muerte de un campesino de Poniente, en realidad estoy llorando por la muerte de miles de civiles en el mundo bombardeos por el juego de poder entre naciones. Si me identificaba con Arya, me identificaba con cientos de mujeres insumisas que, al igual que ella, luchan cada día por hacerse respetar como persona.

Ellos existen. Poniente existe. Y yo no lo sabía. Por eso ahora mismo se me escapan las lágrimas de agradecimiento hacia el hombre que me enseñó eso. Hoy es su cumpleaños y ojalá pudiese darle cualquier muestra de lo mucho que siento que le debo. 


Martin, gracias por tus esfuerzos, por tu trabajo, por todo el cariño que das a tus fans. Muchas felicidades, de verdad.



lunes, 22 de agosto de 2016

Reseña: Harry Potter and the Cursed Child

Título: Harry Potter and the Cursed Child
AutorJ.K Rowling, John Tiffany, Jack Thorne
Género: fantasía
Año de publicación: 2016
Nº de páginas: 343
Edición: tapa dura con sobrecubiertas


Sinopsis
Ser Harry Potter nunca ha sido tarea fácil, menos aún desde que se ha convertido en un ocupadísimo empleado del Ministerio de Magia, un hombre casado y padre de tres hijos. Mientras Harry planta cara a un pasado que se resiste a quedar atrás, su hijo menor, Albus, ha de luchar contra el peso de una herencia familiar de la que él nunca ha querido saber nada. Cuando el destino conecte el pasado con el presente, padre e hijo deberán afrontar una verdad muy incómoda: a veces, la oscuridad surge de los lugares más insospechados.

Opinión personal

Creo que para disfrutar realmente este libro, hay que leerlo sin muchas pretensiones.

El universo de Harry Potter ha sido durante años el lugar de refugio de miles de niños y adolescentes, por lo que cualquier producto que tenga relación con ello va a suponer una revolución. Y esto es precisamente lo que ha sucedido con este muevo libro.

El argumento de la historia parece apoyarse casi exclusivamente en la nostalgia de los lectores, y ese es un recurso que hay que usar con mucho cuidado. No puedes anunciar un nuevo libro y que luego resulte que gira en torno a los acontecimientos del cuarto libro que ya han sido narrados hace años. No me interesa ver los mismos sucesos y revivir las mismas emociones simplemente porque estén vistos por un nuevo personaje. Lo que espero, son nuevas tramas que me sorprendan.

Los nuevos personajes me han parecido simpáticos y agradables de leer. El protagonista era un cliché andante, mientras que Scorpius -su mejor amigo- creo que está muy bien construido. En cuantos a los personajes canon que conocemos... ahí mi opinión cambia bastante. Son repelentes. ¿Qué necesidad hay de hacer que caigan mal unos personajes míticos solo para que entiendas por qué sus hijos actúan como actúan? Con la clarísima excepción de Draco Malfoy, no he conseguido congeniar con ninguno de ellos.

Dicho esto, la acción es trepidante y adictiva gracias al morbo que, a mi parecer, provoca. Aunque me parece que la idea falla, la ejecución es buena. Sin embargo, no creo que sea tan ligera de leer por el gran talento de los implicados, si no el hecho de que sea un teatro.

No es que me arrepienta de haber leído este libro, si no de haber pagado por los 22,50€ que cuesta en España la versión original.


Puntuación
3/5

sábado, 13 de agosto de 2016

Reseña: Fullmetal Alchemist 1-9


Título: Fullmetal Alchemist
Autora: Hiromu Arakawa
Año de publicación: 2001
Editorial: Norma Editorial
Edición: Kanzenban


Sinopsis
Cuando tan solo eran unos niños, los hermanos Edward y Alphonse Elric usaron la alquimia para cometer un pecado capital: intentar la transmutación humana. El terrible precio que tuvieron que pagar por su osadía les ha lisiado de por vida, pero no se resignan a su destino y están dispuestos a recuperar sus cuerpos. Y para ello necesitan la sustancia más especial del mundo: el quinto elemento, la piedra filosofal. 
Opinión personal

Creo que mis andanzas en el mundo del manga se remontan a cuando yo tenía unos tiernos once años. Desde entonces, he leído muchas de estas publicaciones niponas, sin dejar atrás el arte secuencial americano y europeo. 

Uno de los primeros títulos que leí fue precisamente Fullmetal Alchemist. Sin embargo, tan solo en el tomo dos o tres me di cuenta de que no era el momento de leer esta colección -también influyó el hecho de que a esa edad yo era muy impresionable y cierto capítulo me asustó un tanto-. De este modo, ha sido este mismo verano cuando he decidido volver a probar suerte al descubrir que se había reeditado en una edición kanzenban ( tomo que se reedita en una edición de mayor calidad de forma especial de un manga que ha tenido éxito) mucho más estética y cómoda.

Para empezar, el argumento de que dos jóvenes hermanos pierdan partes de su cuerpo -o su cuerpo entero en el caso del menor- al intentar resucitar a su madre por medio de la alquimia y que para recuperar dichos cuerpos tengan que encontrar la piedra filosofal, me parece de por sí un argumento de diez. Sin embargo, la autora no se conformó solo con esto. Los elementos y tramas que se entremezclan para dar mayor profundidad y cohesión a la historia están perfectamente hilados y se encargarán de sacar tu corazón del pecho y pisotearlo sin piedad mientras que tratas de contener las lágrimas en el tiempo que tardas en hacerte con un nuevo tomo.

Dejando a un lado que los hermanos Elric son el eje principal, el resto de personajes no pierden un ápice de interés de cara al lector. Se nos presentan soldados alquimistas de carácter muy variado y distintos propósitos: redimirse de sus actos en una terrible guerra civil, tratar de ascender en el ejército, proteger a sus camaradas, etc.; también encontramos civiles que te muestran la otra cara de toda historia de acción y el sufrimiento que supone la espera e incógnita de no saber que pasará con tus seres queridos que luchan jugándose sus vidas. Qué obra maestra nos proporciona con ellos Hiromu Arakawa. 

No obstante, hablar de los personajes dejando a un lado la trama es completamente imposible. A medida que avanzas se te va presentando cada vez información más impactante e inesperada, al tiempo que la trama no para de girar y hace que los personajes cambien de forma constante haciendo que estos maduren, se vuelvan más despiadados, más humanos o un largo etcétera totalmente justificado en función de cada uno de ellos.

Para ir finalizando esta reseña, no puedo dejar atrás la propia alquimia. QUÉ PASADA. No me hago la idea la labor de documentación que habrá tenido que realizar la autora así como las reglas que ha creado en su imaginación para que tenga tanta coherencia a lo largo de cada capítulo. Además, esta ciencia no para de evolucionar y redescubrirse cada uno o dos tomos haciendo que el interés y suspense no disminuya lo más mínimo.

Como bien he puesto en el título, por el momento solo he leído los nueve primeros tomos de los 18 que conforman la serie y en ellos se basa esta reseña. Como último apunte, decir que a ninguno de ellos le he dado menos de cuatro estrellas y eso, a lo largo de tantas páginas, es un logro, pues muchas veces este tipo de series tienen un tomo o dos de transición que supone un ligero estancamiento -cosa que aquí, por el momento, no ha sucedido-.

Puntuación
5/5

lunes, 1 de agosto de 2016

Reseña: Sandman. Cazadores de sueños

Título: Sandman. Cazadores de Sueños
TextoNeil Gaiman
Dibujo: Yoshitaka Amano
Año de publicación: 2015
Nº de páginas: 132
Editorial: ECC
Saga: Universo Sandman (pero se puede leer con independencia).


Sinopsis
“...Consigue mantener el difícil equilibro de hacer una historia igual de accesible para los nuevos lectores y para los fans. Para los aficionados de Sandman,Cazadores de sueños es una nueva y bella aproximación a personajes conocidos. Para los lectores primerizos, es una oportunidad para revisitar la magia del ‘érase una vez’ de las historias de la niñez, pero con giros adultos... Habría estado bien que Titanic hubiera llevado a cabo el autosacrificio de forma tan honesta, sin el menor rastro de sensiblería.”

Opinión personal

Nunca he sido especialmente fan de los libros cortos con ilustraciones, ya que aseguraba que, al tener este tipo de formato, la profundidad de personajes e historia se vería afectada negativamente. Pero puesto que tenía una fe bastante ciega en Neil Gaiman, decidí probar por una vez:

La historia narrada por este consagrado escritor es simplemente preciosa. Creedme cuando digo que este es el mejor adjetivo para definir este libro. La historia se centra en el amor imposible que una zorra profesa a un monje solitario. Y, aunque la premisa pueda sonar casi infantil, os aseguro que el desarrollo es sencillamente maestro

Las descripciones tanto de los sucesos como de las emociones están cargadas de un lirismo que te sumerge en la historia y te hace sentir lo mismo que a los propios personajes.

Además, esta sensibilidad no se pierde en ningún momento. Da igual que se esté narrando algo tierno, que algo dramático, Neil Gaiman en ningún momento pierde ninguna de sus muchas virtudes como escritor.

En cuanto al dibujo, Yoshitaka Amano hace un trabajo impecable. Llevo años leyendo comics y novelas gráficas y soy bastante crítica en este aspecto, pero os garantizo que no puedo sacarle ninguna pega a la edición de este libro.

Hacía mucho tiempo que un dibujo no me transmitía tantísimo, y el hecho de que hayan escogido un artista japonés para ilustrar una historia ambientada en Oriente es un total acierto.

No puedo decir más salvo añadir que lo más probable es que si decidís dar una oportunidad a esta recomendación que os propongo, probablemente no la disfrutaréis solo una vez, pues en mi caso lo veo como una joyita que ojear de vez en cuando para sentirme totalmente en paz.


Puntuación
5/5